Si quieres conseguir que algo se convierta en un hábito, el secreto está en….

Todo lo que hagas cotidianamente determinará gran parte de los resultados que vas a obtener en tu día a día, mes a mes, año a año y esto se resume a tu vida.

Tal vez en algunas ocasiones, has notado que te pones una o varias metas, y que por diversas razones no puedes alcanzarlas y esto puede ser en todos los ámbitos de la vida, no solo en el de la alimentación. Si le abres las puertas a la frustración, no solucionara nada, sino que te conducirá a más de lo mismo.

Por ello si quieres conseguir que algo se convierta en un hábito, de manera que luego lo hagas de forma tan natural que no te cueste ningún esfuerzo, porque sabrás que el beneficio es infinitamente bueno como para no llevarlo a cabo. El éxito y el secreto está en repetirlo durante 21 días.

Tal vez pensaras que es mucho tiempo, pero con probar no se pierde nada y si lo consigues, será una cosa más para la lista de saludables. Lo importante es que puedes mejorar y mantener una buena salud, que de eso se trata.

Si lo meditas, todo se acaba y termina si dejas de ser lo que eres, y por ello es mejor tomar una acción para luego recoger los frutos, que es lo más gratificante. Es bueno y muy recomendable ir de uno en uno, y una vez conseguido pasar al siguiente.

Desde que te levantas hasta que te acuestas en la noche, tienes que tomar miles de decisiones que pueden darle un giro inesperado a tu vida. El secreto está en determinar que tu enfoque al comenzar el día sea el correcto. Por esa razón, en esta oportunidad lo que quiero compartir algunos de los beneficios de tomar agua tibia con limón en ayunas por las mañanas.

Es importante notar que para obtener los mejores resultados se debe agregar el zumo de medio limón recién exprimido a una taza de agua tibia. Si el agua está demasiado caliente puede destruir las enzimas vitales que hacen a los limones tan saludables.

Lo primero que les voy a contar, son todas las características que posee el limón: contiene calcio, magnesio, potasio, polifenoles y fibra. Su valor nutritivo y calórico por 100 gramos es de 6 Kcal. Su contenido en proteínas: 0.3 g, lípidos 0 g e hidratos de carbono 1.3 g.

Equilibra los niveles de pH, ya que es uno de los alimentos más alcalinizantes para el cuerpo. Y ello es debido a que los limones contienen ácido cítrico y ascórbico (vitamina C), que son fácilmente metabolizados, permitiendo que el contenido mineral ayude a alcalinizar la sangre.

Estimulan el sistema inmunológico, ya que son ricos en vitamina C, ideal para combatir los resfriados y posee propiedades antinflamatorias que ayudan en los procesos de síntomas respiratorios. Y por último ayuda a la absorcion del hierro no hémico ya que convierte el hierro férrico de la dieta en hierro ferroso, el cual es más soluble y puede atravesar la mucosa intestinal.

Facilitan la digestión, al eliminar los materiales no deseados y las toxinas del cuerpo. Tiene una a su composición atómica similar a la saliva y el ácido clorhídrico de los jugos digestivos, estimulando al hígado para producir la bilis, un ácido que se requiere para la digestión.

Tienen propiedades antimicrobianas, ayuda a estimular los movimientos intestinales y sobre todo su aroma es el que brinda energía y mejorar el estado de ánimo.

Experimenta esta rutina sencilla, cada mañana durante 21 días y cuando sea un hábito, los cambios positivos ya estarán instaurados en ti.

Y además ….. Si lo combinas con una buena alimentación veras los beneficios más rápido de lo que te imaginas

Porque todo aquel quien lo practica es testigo de los increíbles resultados a lo que esto conlleva

Adriana Armellini

Leave a Comment