El primer paso es invertir en ti.

El primer paso es Invertir en ti…

Estas palabras pueden sonar a un bonito cuenta de hadas…se lo que estás pensando, “fácil de decir, difícil de hacer”, así que en mi caso personal, para mí lo mejor fue experimentar esa difícil tarea de ponerlo en práctica.  Al final resultó en algo Mágico.

Así como invertirías en un plan de pensiones sin dudarlo, invierte en Ti…. detente un momento…no pasa nada, para ganar tiempo, primero pensaras en perderlo…pero poco a poco reconocerás que fue la mejor inversión!

Voy a intentar explicártelo, escucha a tu cuerpo, no solo en lo que se refiere a llevar una alimentación  sana, ya que por si sola, ella no producirá ningún cambio saludable en ti. Por más que consumas 100 % de productos ecológicos, todo debe ir acompañado en  perfecta armonía, en compañía de una decisión firme de los cambios que deseas lograr. 

Como el cuerpo humano es el logro final de la naturaleza, un don que se nos ha otorgado para que lo apreciemos y cuidemos durante toda la vida, pero disfrutar de ese don requiere cierto conocimiento, responsabilidad y de la información de nuestras necesidades corporales.

Quiero que sepas que durante gran parte de la historia, los seres humanos no tuvimos más opción que comer lo que nos ofrecía la naturaleza, cazando o bien recolectando. Esto tenía muchos inconvenientes, pero fue la causa de la evolución del sistema digestivo humano, cuya flexibilidad no solo le permite procesar una amplia variedad de alimentos, sino que lo torno ideal para eso. Pasados miles de años, los parámetros de alimentación humana cambiaron súbitamente. La mayoría ya no está obligada a comer lo que pueda conseguir, sino que por el contrario podemos comer lo que se nos antoje.

Pero muchas veces lo que parecemos escoger con más frecuencia es una gama de alimentos cada vez más reducida, que generalmente son dulces, altos en contenido graso o bajos en fibras. Nuestro sistema digestivo, que evoluciono para adaptarse a la escasez y a la variedad, se ve ahora obligado a manejar la abundancia y la uniformidad nutricional. En otras palabras, aunque en la actualidad tenemos suficiente para comer, no estamos aprovechando los alimentos que disponemos.

Comemos demasiado de lo que no nos conviene y a menudo lo hacemos tan de prisa que el cuerpo y las células reciben más estrés que nutrición.  Al conocer lo que comemos y entender como lo procesa el cuerpo,  descubriremos nuestras verdaderas necesidades.

De esto se trata de aprender cosas nuevas y adoptarlas en tu vida diaria, es enriquecedor tanto para ti como para la gente que integra tu vida. Una de mis frases favoritas, “el saber no ocupa lugar”.

Mi deseo es contribuir en algún porcentaje, a que encuentres tu equilibrio, entre poder disfrutar y sentirte cómodo con tus elecciones dietéticas. A la vez que obtengas suficiente información para poder elegir correctamente que es lo que te beneficia y lo que no, para que así tomes las decisiones más acertadas en lo que a tu salud se refiere.

Por ello es muy importante estar informados, y no de las trágicas noticias que nos inundan los telediarios, sino de ahondar e investigar más en lo que verdaderamente te gusta, te motiva, te transporta, te enriquece y todo lo que te da un sentido de grandeza en tu vida, lo que eres tú, un ser único ¡

Invierte en tu vida, en tu salud, y ganaras años de vida!

Adriana Armellini.

Leave a Comment